Comentario de la escultura David de Donatello. 1440.

  1. Descripción:

Nos encontramos ante una escultura de bulto redondo de cuerpo entero de pie en la que aparece un David muy joven (adolescente) que después de haber derrotado a Goliat, le ha cortado la cabeza con su propia espada. David pisa la cabeza con aire pensativo y sostiene en sus manos la espada de Goliat y la honda con la que lo dejó inconsciente. Se aprecia un gran contraste entre la serenidad firme del rostro de David y el desmadejado gesto de Goliat. David aparece tocado con el sombrero de paja típico de la Toscana del que caen guedejas del pelo y lleva también una corona de hojas de amaranto, en clara alusión al heroísmo griego. Donatello, por tanto, opta por representar el pasaje bíblico del enfrentamiento entre David y Goliat en el momento posterior a dicho enfrentamiento, cuando éste se ha saldado con la victoria a favor del joven, de ahí la pose relajada y en contrapposto del protagonista.

Esta obra fue realizada en bronce fundido y pulido. En principio la escultura se colocó en el patio del palacio de los Médicis, pero cuando Piero de Médicis fue expulsado de la ciudad la estatua fue trasladada al patio del Palazzo Vecchio, sede de la señoría de la república. Actualmente se halla localizada en el museo del Bargello de Florencia.

2. Elementos formales:

La textura de su superficie es lisa y pulida, pues el artista parece imitar el aspecto de la piel humana, intentando hacer más verosímil dicha escultura, lo cual además proporciona una cierta sensación de blandura y tersura.

La escultura puede ser contemplada desde distintos puntos de vista y el contrapposto, así como la cabeza ligeramente girada hacia un lado, rompen totalmente con la ley de la frontalidad.

La pose de la figura nos remite hacia una composición reposada y serena, casi estática, mostrando una gran serenidad interior después de haber conseguido la victoria sobre su rival.

3. Elementos no formales:

La composición es plenamente figurativa con la búsqueda de la belleza ideal en la imagen de un David adolescente. El cuerpo de David aparece representado como si de un Dios olímpico se tratara. Un joven de anatomía blanda apenas desarrollada y que adopta la postura clasicista del contrapposto apoyando el peso del cuerpo sobre la pierna derecha, cuya cadera sobresale recreando la curva praxiteliana. El rostro imberbe del joven David expresa serenidad y contrasta con el vencido Goliat cuyo rostro barbudo de facciones marcadas y maduras contrastan con las de su oponente.

4. Clasificación de la obra:

La obra pertenece al Renacimiento italiano, concretamente a la época del Quatrocento.

Es el David de Donatello realizado por este autor en torno a 1440.

5. Contenido y función:

Esta obra que recrea el momento posterior a la lucha bíblica entre David y Goliat supuso la vuelta al desnudo como tema tras casi mil años de ausencia de éste de la historia del arte occidental. El tema bíblico del enfrentamiento entre David y Goliat se convierte en una simple excusa para representar el desnudo como hicieran los escultores clásicos. Así David aparece como si de Apolo se tratara y la influencia de Praxíteles es clara tanto en la pose de la escultura como en el modelado del cuerpo, de ambigua sexualidad.

Hay quien ha visto en el encargo de este tema por parte de los Médicis a Donatello una alusión al enfrentamiento entre la ciudad de Florencia, representada por el joven David tocado con el sombrero característico de los campesinos florentinos, y el ducado de Milán, representado por la cabeza decapitada de Goliat. La inscripción que aparece en la obra confirma esta teoría: “Pro Patria fortiter dimicantibus etiam adversus terribilissimos hostes di i praestant auxilium”, que significa A los que valientemente lucharon por la madre patria, los dioses darán su ayuda incluso ante los más terribles enemigos.

Más allá de la explicación política del tema representado, el tema de David, de gran proliferación en el Renacimiento y, con posterioridad, en el Barroco, simbolizaba el triunfo de Cristo sobre la muerte y el pecado.

6. La obra:

La obra se puede contextualizar en la plenitud del Quatrocento. Fue un encargo de Cosme de Médicis, prohombre florentino que al devolver el poder a la República de Florencia se identifica con el personaje bíblico. Se trata de un símbolo de la victoria sobre sus enemigos, de manera que el David se asocia a la figura de Cosme regresando del exilio como un triunfador.

El tema del David es un clásico del arte italiano. Varios artistas aportaron su visión del tema. El de Verrochio es más descarado y audaz (además de estar vestido), el de Miguel Ángel es el símbolo de la tensión en el instante previo al estallido, y el de Bernini (ya Barroco) representa a David en el momento fugaz e imposible en que dispara su honda.

7. El autor:

El autor Donato di Niccolo di Betto Bardi (1386-1466) es el es el escultor más representativo de la escultura quattrocentista italiana. Discípulo de Ghiberti, hasta que llegó a superarle, y protegido de Brunelleschi (con quien estudió las ruinas clásicas de Roma), es un renovador de toda la escultura europea, y sobre todo de la técnica del fundido en bronce. Por otra parte, se desvivió por el estudio del ser humano como centro y razón de ser del Universo. El ser humano es tratado en toda una gama de caracteres y valores, intentando penetrar su psicología. Sus obras más sobresalientes son la Cantoría de la Catedral de Florencia, el David, aquí comentado, el San Jorge de Orsanmichele (en Florencia) y la estatua ecuestre del Condottiero Gattamelata (en Padua).

El periodo histórico en el que se enmarca esta obra tiene como protagonista al hombre (antropocentrismo), el humanismo, la recuperación de los saberes clásicos (filosofía, historia, latín, griego, etc) y la aparición del estado moderno. El David de Donatello es perfecto resumen de los valores y saberes que pretende recuperar el Renacimiento.

Anuncios

Acerca de Francisco Bermejo Laguna

Soy profesor de educación secundaria desde 2003. He desarrollado esta labor en varios centros. IES Fuente Grande en Alcalá del Valle (2003), IES La Janda en Vejer de la Frontera (2004), IES Inca Garcilaso en Montilla (2004, 2006 a 2008), IES Sierra Sur en Osuna (2004-2005), IES Sierra Nevada en Fiñana (2005-2006), IES Río Aguas en Sorbas (2008 a 2010), IES Herrera en Herrera (desde 2010). En 2006 aprobé las oposiciones obteniendo mi plaza de funcionario en 2007. Soy jefe de departamento desde 2013 en el IES Herrera, donde soy profesor de Educación Secundaria y Bachillerato. He sido coautor de los libros de Geografía e Historia de los cuatro cursos de la ESO, de la editorial Algaida (perteneciente al grupo Anaya) en Andalucía. Los de 1º y 3º de ESO desde el curso 2016/17, los de 2º y 4º desde el curso 2017/18. He sido corrector de selectividad para la materia de Historia de España en junio 2017.
Esta entrada fue publicada en Comentarios de arte, Escultura del Renacimiento italiano, Tema 7º. Arte del Renacimiento y del Manierismo.. Guarda el enlace permanente.

5 respuestas a Comentario de la escultura David de Donatello. 1440.

  1. Pingback: El David – Michelangelo Buonarroti (1475-1564)

  2. Rubén dijo:

    Muy bien comentario me ha ayudado para un trabajo de 3º eso gracias =).

  3. Luís dijo:

    Al igual que Rubén nos sirvio muchisimo para el trabajo de sociales de Tercero E.S.O. muchisimas gracias un saludo desde las Escolapias.

  4. Pingback: Cultura y diseño I 🌉

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s