Lorenzo Ghiberti (1378-1455)

Ghiberti inició una nueva etapa de la escultura al aplicar novedosos recursos, como la gradual disminución de las proporciones de las figuras, que confería profundidad a la escena. Con la realización de las puertas del baptisterio de Florencia consiguió un prestigio tal, que pudo disfrutar de una autonomía en la ejecución de proyectos impensable en su época. Ghiberti estuvo atento a las aportaciones de otros escultores: de Donatello tomó la diferente profundidad de relieve o la indefinición propia de la lejanía; y de Brunelleschi el punto de fuga. En su taller se formó una nueva generación de pintores y escultores florentinos.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores, Tema 7º. Arte del Renacimiento y del Manierismo.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s