Contexto pintura holandesa. Rembrandt.

En Holanda, de religión luterana, donde la sociedad burguesa tenía una importante relevancia social y política, además de económica, y donde se había desarrollado un Gobierno democrático, la pintura se enfocó hacia obras de pequeño formato destinadas a las viviendas burguesas, cuyos principales temas fueron: religiosos no destinados a iglesias, mitológicas con intención moralizante, sobre la vida de la burguesía y sus actividades diarias, y un retrato de tipo austero siendo muy frecuente el retrato colectivo de alguna corporación.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tema 8º. Arte Barroco.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s