Bartolomé Esteban Murillo (1617-1682)

Murillo fue uno de los mejores intérpretes del sentimiento católico de su época y, al mismo tiempo, se anticipó a los gustos estéticos del s.XVIII. Sus lienzos de temas infantiles alcanzaron gran prestigio, pero aún mayor fue el de sus Inmaculadas. El candor y pureza que desprenden lo convierten en el mejor pintor de esta iconografía. La Virgen aparece siempre sobre un fondo celestial inundado de tonalidades áureas que envuelven su figura, y de ángeles que revolotean a su alrededor. Entre sus obras más importantes se encuentran La sagrada familia del pajarito, sus inmaculadas, o Dos niños comiendo melón y uvas.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores, Tema 8º. Arte Barroco.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s