Diego Velázquez (1599-1660)

Velázquez fue capaz de asimilar el arte pictórico del pasado y de su época y, al mismo tiempo, crear una obra y una técnica personales e innovadoras.  El pintor sevillano consiguió plasmar la atmósfera existente entre los cuerpos. Gracias al uso del color y de la luz se constituyó en un genio de la perspectiva aérea. Sus cuadros reflejan la irradiación de la luz y la vibración visual de los colores al servicio de los efectos de profundidad. La pincelada fue clave para su éxito: toques sueltos y sencillos que van sugiriendo formas sin llegar a definirlas plenamente, pero que proporcionan una apariencia de realidad inmediata. Entre sus obras más importantes destacan: El aguador, Vieja friendo huevos (de su etapa sevillana), La rendición de Breda o Las Meninas (de su etapa madrileña).

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores, Tema 8º. Arte Barroco.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s