Francisco de Zurbarán (1598-1664)

Zurbarán es el pintor monástico; nadie captó con tanta pericia el recogimiento y la espiritualidad monacales en una época marcada por la Contrarreforma. La obra de Zurbarán se caracteriza por el equilibrado naturalismo, la sencillez compositiva, el contraste de luces y sombras, y el tratamiento exquisito de los detalles. Sus mejores logros pictóricos deben buscarse en la captación de expresiones llenas de serenidad mística y en la representación de las naturalezas muertas. El tenebrismo de Zurbarán se inspira en Caravaggio y Ribera. A través de Velázquez tuvo la oportunidad de conocer las colecciones reales. Además de San Hugo en el refectorio, otras obras destacadas son: Visión de San Pedro Nolasco, La defensa de Cádiz y sus bodegones.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Autores, Tema 8º. Arte Barroco.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s