Museo del Louvre 14. Pintura. La virgen del canciller Rolin de Jan Van Eyck.

Segunda planta. Sala 5. Arte gótico, escuela flamenca. Hacia 1434. Óleo sobre tabla. 66 x 62 cm.

Este cuadro es quizás la mejor representación artística de la soberbia humana, personificada en el protagonista, Nicolás Rolin. Este personaje era el canciller de Felipe el Bueno, rey de Borgoña. Era un hombre arrogante, desafiante y muy seguro de sí mismo. Hasta tal punto llega su arrogancia, que se atreve a ser retratado a la misma altura que la propia Virgen María, a la que mira sin desparpajo de frente y sin ningún atisbo de humildad. Esta tabla, por tanto, representa el retrato de una personaje importante de la época, con un gran poder político y económico, que se permite el lujo de ser retratado para que todos aquellos que lo contemplasen supiesen perfectamente que lugar ocupaba dentro de la escala social de la época. Más allá del tema principal, el cuadro es un resumen perfecto de las características de la pintura flamenca del s.XV. En él podemos ver desde la minuciosidad en la representación de los paisajes, la tridimensionalidad que el autor logra a través de los ventanales abiertos al exterior o el ajedrezado del suelo. También vemos el realismo de la figura del retratado o el lujo de los interiores burgueses como el representado. lavirgendelcancillerrolvo4

 

 

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Museos, Tema 6º. Arte Gótico.. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s