Los “Caprichos” de Goya. Análisis de tres grabados.

Goya realizó entre 1793 y 1796 una serie de 80 láminas que componen sus Caprichos. Su título se relaciona con la quinta de los duques de Osuna que aparece en la obra de asuntos pedagógicos Barón de Moratín. La serie vio la luz en 1799. En esos grabados Goya analiza de manera satírica la realidad social y política española de la época con una acidez brutal. Si Goya viviera en la actualidad probablemente muchos políticos españoles desearían verlo tras unos barrotes. La incultura, la superstición, la estupidez y una sociedad estamental caduca e injusta, son entre otros, los temas que en estos grabados aborda el autor.  Su estilo es desgarrador, cruel, fantasmagórico y cercano al surrealismo en algunos de ellos. Frente a otros en los que derrocha ironía, así como  un humor trágico y pesimista. Para ilustrar esta serie hemos escogido tres de los grabados que a mi juicio son más representativos de eso que estamos diciendo.

tc3ba-que-puedes

800px-Museo_del_Prado_-_Goya_-_Caprichos_-_No._39_-_Asta_su_Abuelo 800px-Francisco_José_de_Goya_y_Lucientes_-_The_sleep_of_reason_produces_monsters_(No._43),_from_Los_Caprichos_-_Google_Art_Project

  1. “Tu que no puedes”     2. “Asta su abuelo”   3.”El sueño de la razón produce monstruos”

En el primer grabado (“Tu que no puedes”) Goya realiza una sencilla pero brutal crítica humorística sobre la injusticia de la sociedad estamental. En esta sociedad las personas del pueblo llano (trabajadores) son los que sostienen con miles de pesares a los miembros de los grupos privilegiados (de la iglesia y la nobleza), que son retratados como parásitos ineptos (burros). Es el mundo al revés en el que las personas sostienen a los animales.

En el segundo grabado (“Asta su abuelo”) Goya carga de nuevo contras los privilegiados. En este caso critica a los miembros inútiles de una nobleza inculta  y embrutecida, incapaz de liderar a la sociedad española hacia el progreso. Una nobleza que ha llegado a su posición de privilegio económico y político por herencia, y no por méritos personales. ¿No estaría alentando Goya desde estos grabados una revolución social y política como las de Francia o Estados Unidos?

El tercer grabado (“El sueño de la razón produce monstruos”) constituye un contrapunto a la crítica social anterior. En este caso podríamos hablar de cierta autocrítica, sobre todo si entendemos que Goya pertenecía a la élite ilustrada de la España del siglo XVIII. En este grabado identifica a un ilustrado (la razón) que ha soñado con un cambio social y político (la revolución). Sin embargo, esa razón, esa ilustración que aparece en Francia durante el siglo XVIII ha degenerado en odio, rencor, muerte y desesperación en la Francia revolucionaria. Goya, sin lugar a dudas, ha conocido los desmanes que la revolución ha producido en la Francia de Robespierre y “el terror” revolucionario. Las muertes en la guillotina y la república francesa, quizás no sean vistas por Goya más que como una pesadilla encarnada por esos monstruos y aves fantasmagóricas, que aletean por encima de la cabeza del personaje que sueña con un futuro mejor.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Tema 9º. Arte Neoclásico y Goya., Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Los “Caprichos” de Goya. Análisis de tres grabados.

  1. Pingback: Los “Caprichos” de Goya. | Historia 4º de ESO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s